Publicaciones - ario 1815 no. 19
 
 

Elección del Presidente del Tribunal

En sesion extraordinaria del Pleno del Supremo Tribunal de Justicia del Estado fue electo como nuevo Presidente de ese órgano colegiado de justicia el Lic. Jorge Orozco Flores, quien durante un año se hará cargo de la presidencia del Máximo Tribunal del Estado, luego de que concluyera el periodo constitucional en el que el Lic. Marco Antonio Aguilar Cortés se venía desempeñando en esa responsabilidad y quien en los últimos meses de su periodo fuera sustituido por el Mag. Ricardo Color Romero, ante la renuncia de quien ahora conduce los destinos de la universidad nicolaita.

El Lic. Orozco Flores, que recientemente fuera designado como magistrado del Tribunal Superior de Justicia en Michoacán, es un abogado con amplia experiencia en el desempeño de la judicatura michoacana, pues ha ocupando los cargos de juez de primera instancia en los distritos judiciales de Ario, Maravatío, Los Reyes y Uruapan. Además, el Lic. Orozco Flores ha tenido ya la oportunidad de haberse hecho cargo de la titularidad de la Segunda Sala Penal, en el periodo constitucional de 1986 a 1989.

El nuevo Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado también se ha desempeñado como Presidente de la Comisión Estatal Electoral de Michoacán, Abogado General de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y Secretario de Difusión Cultural de la Máxima Casa de estudios en la entidad, así como Coordinador Editorial del órgano superior de justicia del Estado.

En la sesión de Pleno en la que fue electo Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado el Lic. Jorge Orozco Flores al asumir el cargo hizo uso de la palabra par improvisar el siguiente mensaje:

"Magistradas, magistrados: quiero emocionadamente permitirme hacer una reflexión. Me uno, en primer lugar, a las palabras iniciales del señor magistrado Ricardo Color Romero ["...la necesidad de cambio que toda institución requiere..."]. Las consideraciones que el vertió hace un momento aprecio que son el sentir de este honorable Pleno del Poder Judicial del Estado, los tiempos, las formas constitucionales han propiciado el inicio de este nuevo periodo constitucional bajo normas que vienen a fortalecer la carrera judicial.

Quiero también enfatizar que la reforma judicial, nacida precisamente aquí, en este honorable Pleno, viene a sentar bases firmes a favor de la carrera judicial. El equilibrio de los poderes es una garantía para Michoacán. La concurrencia de este honorable Pleno, el Ejecutivo del Estado y el Congreso del Estado, que hoy culmina con este proceso de designación, es una muestra de un elemento michoacano, republicano, que coloca a Michoacán y particularmente al Poder Judicial de Michoacán a la cabeza en el país. Michoacán ha sido una entidad pionera, y en esta ocasión no podía ser la excepción.

Quiero también hacer público reconocimiento de la verticalidad, institucionalidad, discreción y entrega que le han sido características a través de su vida profesional al señor magistrado Ricardo Color Romero, quien en funciones de Presidente Sustituto ha llevado, en esta última etapa del periodo constitucional concluido, las tareas y las responsabilidades, lo cual es beneplácito para todos, señor magistrado; muchas gracias y nuestro reconocimiento.

Beneplácito es también para este honorable Pleno, y del Poder Judicial en su conjunto, la reelección y la propuesta del titular del Poder Ejecutivo y que el Congreso del Estado ha hecho en las personas de los magistrados Luis Alonso Rodríguez Nieto y Ramón Núñez Álvarez.

No debe quedar al margen tampoco una reflexión, como lo hacía el magistrado Ricardo Color Romero, de que por razones de término constitucional las sustituciones de magistrados han tenido única y exclusivamente esa característica: la renovación institucional. El buen nombre, la dedicación, el trabajo, el profesionalismo, el empeño de todos y cada uno de los magistrados que el día de ayer [domingo 21 de febrero] concluyeron su periodo constitucional está a la vista del Poder Judicial en su conjunto y de Michoacán.

Particular mención también deben merecer todos y cada uno de los integrantes que con toda oportunidad solicitaron a este honorable Pleno su inscripción en el padrón de aspirantes a magistrados. La experiencia ha sido saludable. La comparecencia ante la Sexagésima Octava Legislatura del Congreso de todos y cada uno de los aspirantes vino al final de cuentas, además de traer los resultados constitucionales que ahora se están dando, a poner a la luz pública, a la vista de Michoacán el profesionalismo y la responsabilidad de todos y cada uno de los jueces y de los abogados, quienes legítimamente aspiraron a esta alta distinción y responsabilidad en la jurisdicción.

También nuestro reconocimiento y exhorto para que esto constituya un elemento fortalecimiento en sus carreras personales, pero que además constituya un ejemplo vivo para quienes en el futuro también aspiren con igual legitimidad a esta alta distinción.

Las tareas que el honorable Pleno y el Poder Judicial tienen a futuro son de grandes retos. Por razón de tiempo, este periodo constitucional abarcará el final de este siglo y el inicio del próximo. Es esa medida, en ese contexto temporal, y desde luego sin olvidar nuestras raíces constitucionales, debemos proyectar el trabajo del Poder Judicial con renovado empeño. Que el ritmo aumente, que veamos en el futuro de la justicia de Michoacán la aspiración de consolidar un modelo nuevo, un modelo de justicia con grandes alcances. En esa medida, los programas y proyectos que en su oportunidad conozca este Pleno que adopte, y sanciones en cuatro grandes campos que tiene el Tribunal de movilidad, constituirá una piedra angular importante para seguir fincando la justicia de confianza y apego a derecho que los michoacanos siempre han demandado y a la que este Tribunal y el Poder Judicial, procurar una nueva Ley Orgánica, como primer elemento que impulse nuestro trabajo, una nueva Ley Orgánica que actualice nuestros mecanismos estructurales de control y de trabajo.

Como segundo punto, una reforma a nuestro marco legislativo, sustantivo y adjetivo, con la participación, además, de colegios, de barras, de asociaciones de abogados, de académicos, de investigadores.

Como tercer punto, no debemos olvidar que asimismo tenemos grandes tareas en lo que concierne a la función administrativa, la cual se asume con plena conciencia de la alta responsabilidad.

Agradezco sinceramente la confianza depositada en su servidor, ofrezco trabajo, empeño, honestidad y, sobre todo, que trabajemos en unidad, porque no nos anima ningún otro propósito que no sea la buena marcha de la administración de justicia en Michoacán. Tenemos plena coincidencia como nicolaitas, como universitarios, como magistrados que tenemos una responsabilidad constitucional de cara a las instituciones, de cara a la sociedad Michoacán, de que los recursos del Poder Judicial deben administrarse, aplicarse de una manera escrupulosa, honesta y transparente.

Como cuarto punto, una pieza fundamental lo constituye el Instituto de Especialización Judicial. Con estos elementos queremos hacer énfasis que en las relaciones laborales procuraremos no lastimar ningún derecho, que las puertas del Tribunal se han caracterizado a través del tiempo -y en esta etapa no serán la excepción- de que estarán abiertas: sabremos escuchar.

Vemos hacia el futuro grandes retos, con unidad, con apego a la ley, pero, sobre todo, con un gran respeto para la independencia del Poder Judicial, con un gran respeto para los criterios de los señores magistrados, de lo señores jueces, sabremos seguir adelante. Una característica importante de los planes, de los programas que habremos de presentar en su momento, con el concurso y participación de los señores magistrados, será que siempre deberán tener pertinencia administrativa, pertinencia jurídica para cumplir con los altos objetivos que nos marca nuestra Carta Magna y la particular del Estado.

Magistradas, magistrados, gracias por su confianza. Muchas gracias por esta oportunidad de trabajar en conjunto. Procuraremos hacerlo como siempre, con respeto, respetando siempre y en todo lugar las funciones y las esferas de todos y cada uno de los señores magistrados, de lo señores jueces. Buscamos una reforma judicial integral para arribar al nuevo siglo con un modelo de justicia en donde desterremos corrupciones y negligencias, fortalezcamos profesionalismo, probidad y honestidad. Muchas gracias."

__________________________________________________________________________
Acuerdos Oficialía Iej Sugerencias Publicaciones Precedentes
Biblioteca Periódico oficial Lo relevante Jurisprudencia Orientación C. Bcd